El presidente encargado espera que la alta comisionada de la ONU para los DD.HH. vaya “lo más pronto posible” al país caribeño.

“Hay una dictadura y hacer activismo político y social se paga con la vida”, denunció.

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, volvió a emplazar a Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, a que visite “lo más pronto” posible su país para constatar la crisis que lo tiene en los ojos del mundo.

Esperemos que sea lo más pronto posible, la situación es muy delicada en Venezuela (…) amerita urgencia (…) Los días se cuentan en vidas humanas”, expresó el líder de la Asamblea Nacional en entrevista con T13.

“Han asesinado a 40 jóvenes que han estado protestando de manera pacífica como lo ha visto el mundo, ni siquiera han podido desvirtuar como en años anteriores ese elemento pacífico pero muy contundente la protesta. En los sectores más populares hay 700 privados de libertad en este momento así es que la situación es muy delicada y amerita urgencia”, detalló.

La semana pasada, luego de que Guaidó se autoproclamara presidente encargado, Bachelet enfatizó en la necesidad de un “inmediato diálogo para relajar la tensa atmósfera” en el país. Asimismo manifestó estar “extremadamente preocupada porque la situación de Venezuela pueda escapar rápidamente de control, con consecuencias catastróficas”.

Ser activista “se paga con la vida”

Consultado sobre si tema por su seguridad, denunció: “En Venezuela hay una dictadura, en Venezuela hacer activismo político y social se paga con la vida, como la pagó Fernando Albán o con la libertad como los más de 1000, con el destierro”.

Respecto a la ley de amnistía sancionada por el Parlamento y que ofrece a “todo funcionario civil o militar que ayude a rescatar la Constitución, que cese la usurpación y que haya elecciones libres”, Guaidó aclaró: “Amnistía no es impunidad”.

En el caso del mandatario Nicolás Maduro, precisó que “es un ex funcionario que usurpa la Presidencia, así que (la amnistía) se evaluará en su momento“.

En tanto, rechazó las críticas que lo tildan como un “títere” de Estados Unidos y apuntó el proceso de tres pasos que pretende llevar a cabo: “Cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres”.

Finalmente le envió un mensaje a parte de la izquierda chilena que sigue respaldando al gobierno de Maduro: “Que si tienen alguna afección médica los invito al hospital J.M. Los Ríos o al Hospital Clínico Universitario, donde hace una semana murieron siete pacientes porque se fue la luz y la planta no arrancó, en un país petrolero, que fuera la tercera empresa más importante del mundo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *